Lubina al horno {healthy}


Justo el día 1 de mayo hizo un año que no publico nada, ni siquiera entro en el blog para ver las estadísticas... Algunos os preguntaréis qué ha pasado, otros no os habréis dado ni cuenta, el caso es que llevar un blog al día requiere de tiempo y a mí de eso me falta.  Esto no quiere decir que ahora me sobre el tiempo!  Que creo que de esto no nos sobra a nadie, pero si os confesaré que he hecho un cambio de alimentación y ahora cocino más, bastante más.

Cuando no tienes tiempo, no tienes tiempo ni de cocinar... Yo me paso muchas horas en casa editando las fotos de las sesiones y el trabajo me absorbe tanto que a veces soy incapaz de levantarme del ordenador para prepararme algo.  Me da vergüenza, pero últimamente me alimentaba de pan y fuet.  Qué rico está por Dios!!!  

Un día me levanté y me dije: Olga, no puedes seguir así, tienes que alimentarte mejor, si no te cuidas tú, nadie lo hará por tí.  Y así fue como decidí comer sano y en definitiva, vivir mejor.  Dejé de fumar, entreno cuatro veces por semana y cuido mucho mi alimentación.  Vamos, que me he convertido en una chica #healthy.

Comer sano no significa comer aburrido y malo, con un poco de mimo puedes hacer platos increíbles como la lubina al horno que os traigo hoy.  Hasta el más sibarita se relame los labios!!!

Ingredientes:

- 2 lubinas de ración limpias
- 2 limones
- Mezcla de ajo y perejil
- 1 cda de especias a las finas hierbas
- Romero y tomillo fresco
- Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Sazonamos las lubinas e introducimos en el interior la mezcla de ajo y perejil con aceite de oliva.  Colocamos unas rodajas de limón y cerramos con la ayuda de unos palillos.  Rociamos las lubinas con el zumo de un limón y dejamos macerar unos 30 minutos.

Precalentamos el horno a 170ºC.

Colocamos las lubinas en una fuente apta para el horno y las regamos con un poco de aceite de oliva y espolvoreamos la cucharada de especias a las finas hierbas.  Añadimos el romero y el tomillo.

Horneamos unos 20 minutos y antes de servir le damos un toque de grill para que se doren.


Si queréis un poquito más de jugosidad podéis añadir un vaso de vino blanco justo antes de meterlas en el horno, aunque yo las preparo sin el vino y están de rechupete :)))